En el centro de esta calle al estilo colonial, se centran cientos de palomas alrededor de una fuente.
Aves siguen siendo atracción. Foto: Roberto Barrios
Aves siguen siendo atracción. Foto: Roberto Barrios
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @b_ducreux |
Sábado 17 de noviembre de 2018 06:00 AM

A pesar que se ha dicho  las palomas pueden ser un problema para la salud,  estas aves siguen cautivando a los visitantes de  la popular  avenida Central.


En el centro de esta calle, al estilo colonial, se centran cientos de palomas alrededor de una fuente, misma que acoge a extranjeros y panameños que se dan paso, por la avenida para realizar sus compras y tomarse fotos.

 

Ver: Una gala de Latin Grammy llena de mucha nostalgia

 

En medio de toda esa gente siempre se encuentran las sonrisas de niños que no dudan en comprar maíz para alimentar a estas persistentes aves color blanco con gris y chocolate. En el fondo está Alfredo, un indígena que viene dos veces a la semana a la ciudad desde la comarca Guna Yala.

Lo poco que pudo hablar este medio con el señor fue que su niño de 7 años siempre pide ver las aves cuando el vehículo que los traslada los deja en el área cerca de la Asamblea Nacional.

No solo el pequeño de siete años mira sonreído, sino que los niños del vecindario cercano – El Chorrillo- mencionaron que después de la práctica de fútbol caminan kilómetros a esta avenida para alimentar a las aves.

 

Entérate aquí: Ashlany: 'Maya y Noah se tienen que conocer, son hermanas y yo amo a los niños'

 

Unos de los comerciantes mencionó que así hay muchas personas que se encariñan con las aves, también están las que se dedican a matarla por diversión. “Después de las 5 de la tarde estas personas ajenas vienen para casarla”, eso lo dijo el buhonero.

Mientras que un señor que se dedica a vender a $ 0.25 minutos de celular reveló que las palomas han regresado, pues hace dos meses no se veían tanta población.

En su momento, Damaris Contreras, del Departamento de Zoonosis del Ministerio de Salud,orientó que la proliferación excesiva  de palomas se convierte en un peligro para la salud pública, ya que pueden transmitir múltiples enfermedades infecciosas como la salmonelosis y  colibacilosis (enfermedades del tracto digestivo), además de otros daños pulmonares.

No dejes de leer