El excomentarista deportivo puso una banderita en un post del vicepresidente y para qué fue eso.
Foto ilustrativa de Miguel Remón.
Foto ilustrativa de Miguel Remón.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 02 de julio de 2020 10:00 AM

El COVID-19, la cuarentena, la corrupción, la impotencia, la frustración... Podríamos seguir enumerando situaciones que pueden provocar la ira en redes sociales, pero cuando se trata de la política la gente no anda con cuentos y van cantándole a quien sea lo que les sale de la mente y del corazón.

 

También puedes leer:  Los Filis no se olvidan de Bethancourt 

 

Ayer, después de varios meses sin usar las redes sociales, el vicepresidente, José Gabriel Carrizo hizo uso de estas a propósito del primer año de Gobierno y lo que no se esperó fue una verdadera avalancha de comentarios negativos, que todavía siguen ahí.

Qué hizo Miguel Remón

El vice escribió bajo una foto desde su oficina: “En este primer año hemos logrado hitos trascendentales que nos encaminan hacia un desarrollo integral como país. Los retos que cada ministerio tendrá que afrontar serán difíciles pero somos un equipo capaz y comprometido con transformar Panamá”.

 

Mira nuestra edición impresa aquí 

Hasta ahí todo bien, empezar a los segundos a caer comentarios en su contra, con imágenes de ratas y más, pero Miguel Remón comentó con una bandera de Panamá y de inmediato le cayeron en plancha.

“Nunca lo pensé de ti, pero bueno la política cambia a la gente”, ripostó uno. Otros le comentaron: “lambón”; “Caifass”; “botellón”; “eres un sapo”.

También puedes leer: Jacky Guzmán... sorprendida de la cantidad de odio en redes 

Remón forma parte del Gobierno y desde el año pasado pidió una licencia de Medcom para cumplir con su labor como Subsecretario Nacional para la Prevención de la Delincuencia Juvenil, con un salario de 3,500 dólares.

Anteriormente a Remón le tocó defenderse cuando estalló la polémica de los salarios de los influencer en el Gobierno. En aquel momento aseguró que él asiste todos los días a su trabajo y que no era ninguna botella.

No dejes de leer