El cáncer es la segunda causa de muerte en Panamá, razones que motivan a la prevención desde todas las edades.
El tomar sol es uno de los peores hábitos del panameño. Foto: Archivo
El tomar sol es uno de los peores hábitos del panameño. Foto: Archivo
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @YanelisDD |
Domingo 02 de diciembre de 2018 12:00 AM

El cáncer de piel es uno de los tumores más frecuentes en Panamá. Es muy conocido que los factores de riesgo más frecuentes son la piel blanca y la exposición prolongada al sol a lo largo de la vida, sobre todo las quemaduras solares frecuentes durante la niñez.


Los tres tipos más frecuentes son el basocelular, carcinoma escamoso y el melanoma maligno. Los dos primeros, aunque con baja malignidad, si no se tratan a tiempo, pueden causar gran deformación cutánea. El melanoma maligno sí tiene alta letalidad.

 

Leer también: Metro disminuyó la demanda de Mi Bus, 17 millones de usuarios usan el metrobús


Según el ministro de Salud, Miguel Mayo, en los últimos años se ha detectado un aumento en la tasa de cáncer de piel, sobre todo en los países que se encuentran cerca de la línea ecuatorial, de los cuales Panamá forma parte. Este año se detectaron unos 600 nuevos casos.


¿Dañan su piel sin saberlo?


Según Laura Chacón Garbato, directora de capacitación de productos de Nutrición Externa de Herbalife Nutrition, explicó que muchas personas creen que se cuidan la salud de su piel  practicando algunos hábitos de manera más frecuente como lavarse el cuerpo muchas veces, pero es todo lo contrario este tipo de acciones tiene sus contradicciones.

Algunos ejemplos de estos malos hábitos de los panameños son:


1. Lavar la piel excesivamente: Si bien es importante y fundamental mantener la piel limpia, lavarla excesivamente con jabón puede provocar resequedad. Además, se remueve  su lubricante natural.


2. Utilizar el mismo jabón para lavar el cuerpo y la cara: La piel del rostro es más sensible que la piel del cuerpo, por lo que se necesita utilizar un jabón más suave para esta parte del cuerpo y preferiblemente, que contenga humectante.


3. Utilizar agua demasiado caliente al bañarte: A la hora de tomar un baño o lavarse es preferible usar agua tibia o fría que ayudan a que los poros se cierren evitando que la suciedad penetre nuestra piel. Además, el agua caliente hace que la piel se seque más rápidamente.


4. No utilizar protector solar o utilizarlo incorrectamente: Este puede ser el mayor riesgo para la piel hoy en día. La exposición prolongada y excesiva al sol nos puede resecar la piel, provocar quemaduras, acelerar el proceso de envejecimiento e inclusive a un plazo mayor, provocar cáncer de piel. Por esto, es tan importante utilizar todos los días protector solar con un mínimo de factor de protección de 15.

No dejes de leer